Saltar al contenido

“Re-imagina, recupera y restaura” en el Día Mundial del Medio Ambiente

Hoy 5 de junio, el mundo celebra el día Mundial del Medio Ambiente, un día
importante elegido por la ONU para remarcar y recordarnos que debemos cuidar de
nuestro planeta. Como entidad franciscana, esta responsabilidad es aún mayor porque
ese amor por todo lo creado forma parte de nuestra esencia.

Este año el lema “Re-imagina, recupera y restaura” expresa la idea de que es
imperativo sanar la Tierra para prevenir la pérdida de biodiversidad, paliar la
contaminación ambiental y evitar las catástrofes climáticas. Desafortunadamente, son
muchos países los que viven ya el cambio climático en forma de altas e insoportables
temperaturas, lluvias torrenciales, corrimientos de tierras, huracanes destructivos…
¿Cómo ayudar?. Además de los gestos sencillos que todos conocemos (reciclar, gastar
poca agua, apagar la luz, reducir el consumo de plásticos…), es fundamental la
educación y la concienciación. La Congregación, como institución de espiritualidad
franciscana con entidades vinculadas a la educación, no deja de llevar a cabo
formaciones para recuperar lo dañado, y cuidar lo que tenemos. Todo depende de
nosotros, de la capacidad que tengamos de poner acción todas estas ideas y buenas
intenciones que se plasman en idearios y programas.